Fantasmas

Una noche tenebrosa: los fantasmas de Carolina del Sur

 
Si le gustan las historias tenebrosas y espeluznantes, Carolina del Sur está llena de cuentos y lugares embrujados para visitar.
 
Carolina del Sur tiene muchas leyendas misteriosas e historias de fantasmas. Piratas, soldados, y amores desaparecidos, todos flotan alrededor de una embrujada Carolina del Sur, y existen varios lugares para experimentar lo sobrenatural.

Algunas historias de fantasmas se pasan de una generación a otra. Otras se destacan más, y usted puede escuchar todo sobre ellas en las excursiones fantasmales o del cementerio. Todas lo dejarán pensando qué fue lo que le pasó a los espíritus de aquellos que se aparecen en nuestro hermoso estado.

Estas son algunas de las historias de fantasmas más famosas:
 
El hombre gris: Isla Pawleys. El hombre gris aparece es la Isla Pawleys para prevenir a la gente que un huracán está a punto de llegar a la costa. Se dice que antes de que cada gran tormenta llegue a la costa, el Hombre gris aparece para prevenir a las personas sobre el diluvio. La leyenda dice que un hombre joven, ansioso de ver a su prometida, viajaba de Georgetown a la Isla Pawleys. Decidió tomar un pequeño atajo a través del pantano y se ahogó. La joven estaba destrozada y comenzó a caminar subiendo y bajando la playa, desesperada. Un día ventoso de verano, un hombre vestido de gris se le acercó. Se parecía a su prometido y le aconsejó que abandonara la isla porque se avecinaba una tormenta. Luego se desvaneció. La muchacha y su familia se fueron, y un huracán hizo su llegada a la costa esa noche, destruyendo la mayoría de los hogares excepto el de su prometida. Cada vez que el hombre gris previene a alguien, su hogar se salva.
 
Alice Flagg de Hermitage. Murrells Inlet. Cuando Alice Flagg tenía 16 años, se mudó a la plantación Hermitage en Murrells Inlet para vivir con su hermano, que era médico. Alice conoció a un trabajador local de quien se enamoró y el cual le regaló un anillo. El hombre pidió permiso al hermano de Alice para casarse con ella, pero el médico rehusó. Le exigió a Alice que le devolviera el anillo, pero en lugar de hacerlo, ella lo puso en una cinta y lo llevaba debajo de su vestido. El Dr. Flagg envió a Alice a un internado en Charleston, pero ella nunca olvidó a su amor. Poco después ella se enfermó, y llamaron al Dr. Flagg para que acudiese a buscarla. La llevó de regreso a Hermitage, pero ella murió al día siguiente. Luego, la familia descubrió que Alice todavía llevaba el anillo alrededor del cuello. Cuando su hermano lo encontró, lo lanzó al pantano. Alice fue enterrada en el cercano cementerio de Todos los santos, donde su lápida solo tiene una palabra: Alice. Su espíritu se ve en Hermitage y en el cementerio, y se dice que siempre está buscando su anillo perdido.

El Espíritu de Dixie Boykin. Camden. A Dixie Boykin le encantaban las buenas fiestas, y a pesar de estar muerto desde hace muchos años, todavía disfruta de las cosas en su hermosa mansión de 30 habitaciones llamada Cool Springs. Dixie fue asesinado por su esposa en su hogar en la plantación, pero eso no impide que se una a la diversión cuando alguien tiene una fiesta. Se le ha visto tomando vino, y algunos dicen que le gusta escuchar música y que se le puede escuchar tarareando canciones.


La posada en Merridun in Union: Si usted visita la posada en Merridun, lo más probable es que vea a los antiguos residentes T.C. y Fannie Duncan. Ellos vivían en la casa hace siglos y siempre regresan a visitarla. Si huele humo de puros y perfumes de antaño, o ve la aparición de centavos en un lugar extraño, sepa que los Duncan han llegado. Pero ellos no son los únicos fantasmas de la posada, hay como 10 para buscar. Una es una dama solterona llamada Mary Anne Wallace, que es pequeña y rolliza. Otro es un pequeño perro blanco que puede meterse a la cama con usted. Si le gruñe, sabrá que no le cae bien. Un fantasma toca el clavecín y música de piano. Otro algunas veces intenta hacer funcionar los electrodomésticos de la cocina y las computadoras. También existen dos espíritus nativos americanos que tocan los tambores afuera.

El jinete misterioso: Columbia. Justo antes de la Primera Guerra Mundial, una gran figura fantasmal de un jinete montando un caballo apareció cerca a los árboles del Parlamento de Carolina del Sur. Apareció durante muchas noches aquella primavera, mostrando su presencia sobre la capital estatal. La gente cree que fue el fantasma del general confederado Wade Hampton, previniendo a las personas que la guerra estaba a punto de comenzar. Hampton, que también ocupó el cargo de gobernador de Carolina del Sur, está enterrado en la cercana catedral Trinity.

Charleston: Tal vez la parte más embrujada de Carolina del Sur sea el centro de Charleston. Muchas compañías ofrecen paseos fantasmales por el distrito histórico, llevándolo por un viaje en el tiempo para conocer a los personajes más famosos o infames de la ciudad. Escuchará historias sobre piratas, pistoleros, mujeres jóvenes y muchos otros mientras pasea por los pasajes y los cementerios.

Estas son algunas de las fascinantes historias de fantasmas que se pueden escuchar en Carolina del Sur. Para obtener más información sobre Carolina del Sur, póngase en contacto con la Oficina de turismo de Carolina del Sur. Teléfono: (803) 734-1700. Correo electrónico: international@scprt.com o puede visitarnos en Internet en www.SouthCarolinaUSA.es  

 

SC Insiders

¡Deje que nuestros expertos locales lo ayuden a explorar Carolina del Sur!

Pida una guía de vacaciones gratuita o explore la guía en línea.